jueves, 23 de abril de 2009

Nacido para el luto

Buscando un maldito papel que no encuentro (ley de murphy) encontré esto que escribí hace ahora 21 años. Lo releo y me parece infantil.. pero en ese momento, en plena ebullición poética antitaurina, lo siento muy tierno.. El título está inspirado en un poema de Miguel Hernández. Lo llamé "Nacido para el luto":

"Cuanto padecer
cuantas vueltas danzando
entre risas y voces estridentes
que alientan a tu verdugo,
a esos mercaderes de la muerte
a esa barbarie llamada fiesta nacional
para caer al fin,
desplomado al suelo,
temblando de sudor frío,
llorando..

La sangre te cubrirá de rojo
como te ciega la roja tela de tu mirada fija
los garfios quedarán adheridos a tu bravo cuerpo
y tus miembros separados como cruel trofeo.

Tu ataud, la espada.
Tu mortaja, la plaza.

Esas malditas plazas"

2 comentarios:

Josu Sein dijo...

Y todavía dicen que el toro "ha nacido para eso". Joder, ¿quién quiere vivir para eso si supiera que todos sus descendientes pasarán por lo mismo?

Anónimo dijo...

ke lindo.
Me encanta