martes, 14 de abril de 2009

El filo de la navaja/ Somerset W. Maugham

"El hombre siempre ha ansiado un Dios personal a quien acudir en su desgracia en busca de ánimos y confortación. Quizás en un día aún lejanísimo una más clara visión le mostrará que debe buscar ánimos y confortación en la propia alma. Creo que o Dios está dentro de mí o no está en lugar alguno".

1 comentario:

Josu Sein dijo...

Las religiones monoteístas son muy peligroas, ideales para hacerse con el poder sobre la gente al representar la "verdad absoluta"...