martes, 8 de mayo de 2012

Justa tristeza

Observa un animal cualquiera: un gato. Todos los animales son justos, ni un animal quiere adularte, no pretende imponerse sobre ti. No hay comedia. Son como son, como la piedra y las flores, o como las estrellas. Y cuando un hombre está muy triste porque se da cuenta de cómo es todo, cómo es este mundo en realidad, entonces se parece a un animal, tiene un aspecto de tristeza. Y es más justo y más hermoso que nunca". 

(H. Hesse)