jueves, 28 de junio de 2012

Las alas del deseo/ Wim Wenders


Cuando el niño era niño andaba con los brazos colgando,
quería que el arroyo fuera un río,
que el río fuera un torrente y que este charco fuera el mar.

Cuando el niño era niño no sabía que era niño,
para él todo estaba animado
y todas las almas eran una.

Cuando el niño era niño no tenía opinión sobre nada,
no tenía ninguna costumbre,
se sentaba en cuclillas,
tenía un remolino en el cabello,
y no ponía caras cuando lo fotografiaban.

Cuando el niño era niño era el tiempo de preguntas como:
¿Por qué yo soy yo y por qué no tú?
¿Por qué estoy aquí y por qué no allí?
¿Cuando empezó el tiempo y dónde termina el espacio?
¿Acaso la vida bajo el sol no es sólo un sueño?

Lo que veo y oigo y huelo,
¿no es sólo la apariencia de un mundo ante el mundo?
¿Existe de verdad el mal y gente que realmente son malos?
¿Cómo puede ser que yo, el que soy,
no fuera antes de devenir,
y que un día yo, el que yo soy,
no sea más ese que soy?

Cuando el niño era niño le costaba tragar las espinacas,
los chícharos, el arroz con leche y la coliflor al vapor,
y ahora come todo, no sólo por necesidad.

Cuando el niño era niño alguna vez despertó en una cama extraña,
y ahora lo hace seguido.

Muchas personas le parecían bellas,
y ahora, sólo en ocasiones, con suerte.

Imaginaba claramente el paraíso,
y ahora, como mucho, lo adivina.

No podía pensar en  la nada,
y hoy se estremece ante ella.

Cuando el niño era niño jugaba entusiasmado,
y ahora se concentra como antes
sólo si se trata de su trabajo.

Cuando el niño era niño las manzanas y el pan
le bastaban de alimento,  y todavía es así.

Cuando el niño era niño las moras le caían en la mano,
como sólo caen las moras,  y asi es todavía;
las nueces frescas le ponían áspera la lengua,
y así es todavía;

encima de cada montaña tenía el anhelo de una montaña más alta,
y en cada ciudad el anhelo de una ciudad aun más grande…
y siempre es así todavía.

En la copa del árbol tiraba de las cerezas
con igual deleite lo hace hoy todavía;

se asustaba de los extraños como todavía se asusta;
esperaba las primeras nieves y todavía las espera.ç

Cuando el niño era niño
lanzó un palo como una lanza contra el árbol,
y hoy vibra así todavía.

-Peter Hadke

Itaca/ C. Kavafis



Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca

debes rogar que el viaje sea largo,

lleno de peripecias, lleno de experiencias.



No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,

ni la cólera del airado Posidón.

Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta

si tu pensamiento es elevado, si una exquisita

emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.



Los lestrigones y los cíclopes

y el feroz Posidón no podrán encontrarte

si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,

si tu alma no los conjura ante ti.



Debes rogar que el viaje sea largo,

que sean muchos los días de verano;

que te vean arribar con gozo, alegremente,

a puertos que tú antes ignorabas.



Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,

y comprar unas bellas mercancías:

madreperlas, coral, ébano, y ámbar,

y perfumes placenteros de mil clases.

Acude a muchas ciudades del Egipto

para aprender, y aprender de quienes saben.



Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:

llegar allí, he aquí tu destino.



Mas no hagas con prisas tu camino;

mejor será que dure muchos años,

y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,

rico de cuanto habrás ganado en el camino.



No has de esperar que Ítaca te enriquezca:

Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.

Sin ellas, jamás habrías partido;

mas no tiene otra cosa que ofrecerte.


Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.

Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,

sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.

martes, 19 de junio de 2012

Buried love/ Sara Teasdale


I shall bury my weary Love
Beneath a tree,
In the forest tall and black
Where none can see.

I shall put no flowers at his head,
Nor stone at his feet,
For the mouth I loved so much
Was bittersweet.

I shall go no more to his grave,
For the woods are cold.
I shall gather as much of joy
As my hands can hold.

I shall stay all day in the sun
Where the wide winds blow,
But oh, I shall weep at night
When none will know.

Sorrow/ A.Charles Swinburne



Sorrow, on wing through the world for ever,
Here and there for awhile would borrow
Rest, if rest might haply deliver
Sorrow.


One thought lies close in her heart gnawn thorough
With pain, a weed in a dried-up river,
A rust-red share in an empty furrow.


Hearts that strain at her chain would sever
The link where yesterday frets to-morrow:
All things pass in the world, but never
Sorrow.


-----


Tristeza, alado ser que recorres el mundo,
aquí y allí, a través del tiempo, pidiendo reposo,
si reposo es acaso la dicha que el dolor reclama.

Un pensamiento yace cerca de su corazón,
profunda pena de voluptuoso calor,
una hierba seca en el río creciente,
una lágrima roja que recorre la corriente.

Corazones que cortan las cadenas,
el vínculo de ayer será el olvido de mañana,
todas las cosas de este mundo pasarán,
más nunca la pena.

lunes, 11 de junio de 2012

Alejandra Pizarnik

Ella se desnuda en el paraíso
                            de su memoria
ella desconoce el feroz destino
                            de sus visiones
ella tiene miedo de no saber nombrar
                             lo que no existe.


Adentro el viento
todo cerrado
y el viento adentro. 


                 Los ausentes soplan grismente y la noche es densa.
                 La noche tiene el color de los párpados de un muerto.


Explicar con palabras de este mundo
                                                    que partió de mí
                                                                           un barco llevándome.


Pero el silencio es cierto.
   Por eso escribo.
      Estoy sola y escribo.
        No, no estoy sola.
          Hay alguien aquí que tiembla.


Toda la noche hago la noche
....
palabra por palabra
....
yo escribo la noche.


El poema que no digo, el que no merezco
               miedo de ser dos, camino del espejo
alguien en mí dormido
               me come y me bebe.
 

Alguien aquí habla. Alguien me dice.
        Extraordinario silencio el de esta noche
           Alguien proyecta su sombra en la pared de mi cuarto
           Alguien me mira con mis ojos
                               que no son mios.


Alguna vez
       tal vez
             me iré sin quedarme
             me iré como quien se va.


    Una mirada desde una alcantarilla
puede ser una visión del mundo.
    La rebelión consiste en mirar una rosa
hasta pulverizarse los ojos.


Alejandra Pizarnik

viernes, 1 de junio de 2012

Aprenderás..

Después de algún tiempo aprenderás la diferencia entre dar la mano y socorrer a un alma, y aprenderás que amar no significa apoyarse, y que compañía no siempre significa seguridad. Comenzarás a aprender que los besos no son contratos, ni regalos, ni promesas.... Comenzarás a aceptar tus derrotas con la cabeza erguida y la mirada al frente, con la gracia de un niño y no con la tristeza de un adulto y aprenderás a construir hoy todos tus caminos, porque el terreno de mañana es incierto para los proyectos y el futuro tiene la costumbre de caer en el vacío. 

Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado. Aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas. Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma.... descubrirás que lleva años construir confianza y apenas unos segundos destruirla y que tu también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de la vida. 

Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias, y que no importa que es lo que tienes, sino a quièn tienes en la vida, y que los buenos amigos son la familia que nos permitimos elegir. Aprenderás que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que los amigos cambian.

Te darás cuenta que puedes pasar buenos momentos con tu mejor amigo haciendo cualquier cosa o simplemente nada, solo por el placer de disfrutar su compañía. Descubrirás que muchas veces tomas a la ligera a las personas que más te importan y por eso siempre debemos decir a esas personas que las amamos, porque nunca estaremos seguros de cuando será la ultima vez que las veamos. 

Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tienen influencia sobre nosotros, pero nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos. Comenzarás a aprender que no nos debemos comparar con los demás, salvo cuando queramos imitarlos para mejorar. Descubrirás que se lleva mucho tiempo para llegar a ser la persona que quieres ser, y que el tiempo es corto. Aprenderás que no importa a donde llegaste, sino a donde te diriges y sino lo sabes cualquier lugar sirve... 

Aprenderás que si no controlas tus actos ellos te controlarán y que ser flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa cuan delicada y frágil sea una situación: siempre existen dos lados. Aprenderás que héroes son las personas que hicieron lo que era necesario, enfrentando las consecuencias... 

Aprenderás que la paciencia requiere mucha práctica. Descubrirás que algunas veces, la persona que esperas que te patee cuando te caes, tal vez sea una de las pocas que te ayuden a levantarte. Madurar tiene más que ver con lo que has aprendido de las experiencias, que con los años vividos. Aprenderás que hay mucho más de tus padres en ti de lo que supones. Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías, porque pocas cosas son tan humillantes y sería una tragedia si lo creyese porque le estarás quitando la esperanza. 

Aprenderás que cuando sientes rabia, tienes derecho a tenerla, pero eso no te da el derecho de ser cruel. Descubrirás que solo porque alguien no te ama de la forma que quieres, no significa que no te ame con todo lo que puede, porque hay personas que nos aman, pero que no saben como demostrarlo... No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo. 

Aprenderás que con la misma severidad con que juzgas, también serás juzgado y en algún momento condenado. Aprenderás que no importa en cuantos pedazos tu corazón se partió, el mundo no se detiene para que lo arregles.

Aprenderás que el tiempo no es algo que pueda volver hacia atrás, por lo tanto, debes cultivar tu propio jardín y decorar tu alma, en vez de esperar que alguien te traiga flores. Entonces y solo entonces sabrás realmente lo que puedes soportar; que eres fuerte y que podrás ir mucho más lejos de lo que pensabas cuando creías que no se podía más. 

Es que realmente la vida vale cuando tienes el valor de enfrentarla.

William Shakespeare

Vida feliz

El que busca la felicidad intentando cumplir sus sueños casi siempre fracasa. 

Los sueños más materiales dejan de serlo pronto y no satisfacen, justamente por ser materiales; y los más sublimes no se cumplen o funcionan mal luego de un corto período de ilusión. 

Muchos jamás tendremos oportunidad de plantearnos estas disquisiciones. Tenemos que seguir adelante con sueños imposibles como inspiración, pero no como fuente de felicidad. Buda descubrió que la fuente del dolor es el deseo; El deseo de alcanzar un objetivo como requisito sine qua non para ser felices (o para suprimir el dolor) es un contrasentido. Marco Aurelio escribió: "Por más larga que sea la vida de uno, al morir, todos perdemos lo mismo: el presente, pues el pasado ya lo hemos perdido antes, el futuro no lo poseemos aún y no podemos perder lo que no tenemos.. 

Hay que realizar cada acto como si estuviéramos a punto de salir de esta vida, como si fuera nuestro último día" . Está claro que no podemos librarnos de las ataduras del tiempo, pero podemos convertirlo en nuestro aliado y vivir cada momento con más calidad y plena conciencia. En medio de esta devastación que es el mundo, en medio de la desesperación, de la indiferencia, de la muerte, tenemos que encontrar felicidad y sentido, que serán momentáneos, efímeros, preciosos como pequeñas gemas únicas entre el barro. Dicen que el que busca encuentra, pero ¿encuentra algo más de lo que buscaba? La verdadera felicidad es casual, un pez que cae en nuestra mano al sumergirla dentro de un arroyo. ¿Cuánto más valor tiene un hecho feliz cuando ocurre por casualidad? No está mal mendigarle al universo un toque de sorpresa, de emoción, de amor, pero el mendigo debe conservar su dignidad y tener siempre presente que el mundo no le debe nada. Es sabido que podemos trabajar hasta la extenuación, soportar agravios sin rechistar, sofocar odios y amores, ir en contra de nuestro genio mil veces, y aun así no ganar felicidad, ni siquiera un sustituto de ella. Cuántas veces hemos reflexionado y nos han dicho que después de todo lo sufrido y trabajado, todo vale más por lo que costó obtenerlo.. como si a alguien le pagásemos ese costo. ¡Como si el momento pasado existiera todavía! Reflexionemos mejor y veremos que la mejor felicidad es la que brota de nuestro propio ser, ahora, y no la que se arranca de otro suelo o se conquista con sufrimiento. 

El estoicismo es contemplar el mundo y extender la mano sin propósito, sin sentido, sin intención de retenerlo. Es obtener las cosas por milagro, por buena suerte o buen duende. Es ver que aunque el tiempo corre hacia la aniquilación; las cosas se deshacen y las personas mueren, la felicidad no es más que la tranquilidad del alma. No la pasividad insensible sino la actitud imperturbable. Estoicismo es ver la cara del mundo y levemente sonreírle, bajar los ojos y disfrutar lo que es sin lamentarse por lo que podría ser... Sólo hay un camino: El poder de la razón. El hombre alcanza la sabiduría cuando vive de acuerdo con la naturaleza ...."Vivere secundum naturam". Por ejemplo: Si en una tarde lluviosa debemos salir a la calle obligatoriamente, es una estupidez que nos enfademos con la lluvia. Lo lógico es que obedezcamos a la razón y cojamos un paraguas para no mojarnos. No podemos evitar la lluvia pero elegimos el modo de hacerle frente...A la lluvia o a cualquier circunstancia en la vida. 

Séneca dijo "Es una vida feliz la que está de acuerdo con la propia naturaleza; esta vida no puede existir más que si, en primer lugar, la mente es cuerda y no pierde jamás la cordura; después, si es decidida y apasionada además de sublime en su sufrimiento, si se adapta a las circunstancias, no está angustiosamente preocupada por su cuerpo y lo relacionado con él; y está pendiente de otras cosas de la vida, sin sentir admiración por ninguna en especial, dispuesta a utilizar los bienes de la fortuna pero no a esclavizarse a ellos". La felicidad es como afirmaba John Locke, una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias. Jardiel Porcela también dejó escrito que hay dos sistemas de conseguir la felicidad: uno, hacerse el idiota; otro serlo. 

Cualquiera que no sea idiota sabe perfectamente que en este mundo hay demasiadas cosas que hacer y por aprender como para perder el tiempo preguntándonos si somos o no felices.

 ------------------------------------------ 

Aprendamos de todo y de todos cada día, vivamos acordes con la naturaleza, seamos decididos, apasionados, adaptémonos a las circunstancias, disfrutemos del dinero sin atarnos y sonriamos: 

Eso es “Tranquilidad en el alma”.