martes, 9 de diciembre de 2014

Vértigo



A medida que la distancia

entre el presente y el final se acortan

y el futuro se aclara y se enaniza

y se está un poco harto

de husmear en los residuos del pasado

uno valora y hasta mitifica

la fusión con el cuerpo del amor

y una que otra mirada que atravesó la niebla




aquellos que se aman o se amaron

saben que allí estaba la clave

la negación del acabóse

y por supuesto la vacuna

contra el maldito desamparo




en el futuro cada vez más jíbaro

no figuran feriados ni esperanzas

menos aún llegan explicaciones

de por qué cómo dónde cuándo




el borde lejos ya está cerca

el borde cerca es un despeñadero

hay que aprender a sentir vértigo

como si fuese sed o hambre.


M. Benedetti

No hay comentarios: