martes, 27 de noviembre de 2012

Lenny

Todavía me despierto sintiéndote a los pies de mi cama.
Vuelvo a casa y ya no hay luces encendidas.
Ahora al abrir la puerta, me saluda el silencio.
Me lanzaría de bruces sobre el dolor y el llanto. Maldeciria mi suerte.
Pero no me quedan lágrimas ni fuerza. Ni suerte.
Soy como una hoja que el agua arrastra,
como aquel plástico de la película que parece bailar mecido por el viento,
y sin embargo,
no hay nada mágico ni bello en dejarse llevar a sacudidas y golpes.
Es como sentir al asesino siempre cerca.. y elegir hacerte el muerto.
Un año más. Quizá dos.
Por qué no?
No dejo de preguntarme porqué.
Tú también la echabas de menos?
Mi angelito desvalido,
Mi pequeño...

Lenny 28/11/99 - 28-10-2012


Maya

3 comentarios:

moderrunner dijo...

donde la pena se hace monstruo gigante que impide ver las manos tendidas, yo lo araño y lo golpeo, por ti, por mi. Me llevo un poquito de tu dolor con tu permiso, yo te saludo Maya.

Maya dijo...

Muchas gracias, linda.
Por tus palabras y tus manos tendidas.
Un abrazo

Josu Sein dijo...

Seguro que contigo fue mucho más feliz de lo que lo hubiera sido con otra mucha gente, no me cabe duda...