lunes, 11 de junio de 2012

Alejandra Pizarnik

Ella se desnuda en el paraíso
                            de su memoria
ella desconoce el feroz destino
                            de sus visiones
ella tiene miedo de no saber nombrar
                             lo que no existe.


Adentro el viento
todo cerrado
y el viento adentro. 


                 Los ausentes soplan grismente y la noche es densa.
                 La noche tiene el color de los párpados de un muerto.


Explicar con palabras de este mundo
                                                    que partió de mí
                                                                           un barco llevándome.


Pero el silencio es cierto.
   Por eso escribo.
      Estoy sola y escribo.
        No, no estoy sola.
          Hay alguien aquí que tiembla.


Toda la noche hago la noche
....
palabra por palabra
....
yo escribo la noche.


El poema que no digo, el que no merezco
               miedo de ser dos, camino del espejo
alguien en mí dormido
               me come y me bebe.
 

Alguien aquí habla. Alguien me dice.
        Extraordinario silencio el de esta noche
           Alguien proyecta su sombra en la pared de mi cuarto
           Alguien me mira con mis ojos
                               que no son mios.


Alguna vez
       tal vez
             me iré sin quedarme
             me iré como quien se va.


    Una mirada desde una alcantarilla
puede ser una visión del mundo.
    La rebelión consiste en mirar una rosa
hasta pulverizarse los ojos.


Alejandra Pizarnik

1 comentario:

Josu Sein dijo...

Mi amadísima Alejandra... No sé si recordarás
el post que le dediqué yo