miércoles, 20 de octubre de 2010

Dudas

Hoy leyendo una frase recordé algo que escribí hace muchísimos años sobre la duda. Voy a guardarlo, por si pierdo la memoria.

Heme aquí, eterna duda.
Dudo.
Duda.
Dudoso carácter, dudosa conducta.
Qué duda cabe sin duda,
dudar de mi propio padre?
Más dudando de mí dudo,
si seré yo la culpable.
No dudo ser mujer razonable,
pero que dudo, ¡es indudable!

1 comentario:

Josu Sein dijo...

La duda es incómoda, pero es lo que ayuda a avanzar